El sector inmobiliario, en concreto el mercado de la vivienda, cerró el año 2017 en positivo y con muy buena nota. Tras años de crisis, el escenario con el que finalizó 2017 mostraba una clara recuperación y un inicio de crecimiento en el sector. ¿Se mantendrá en 2018?

Las previsiones para principios de 2018 eran muy buenas y, a medida que han transcurrido los primeros meses del año, se han conseguido consolidar. El sector inmobiliario se adentra en un año de bonanza, con un aumento importante de las previsiones de compra-venta de viviendas residenciales, alejándose de otra temida burbuja inmobiliaria.

Durante el primer trimestre del año, el precio de la vivienda ha experimentado una subida del 2% respecto al mismo trimestre del año anterior, y un incremento de un 7% en relación al último trimestre de 2017. Esta evolución del mercado inmobiliario está directamente relacionada con la restitución de la confianza en el sector de la construcción, así como una visión optimista por parte de los inversores.real estate high ranks

La realidad del mercado inmobiliario y la compra-venta de casas

Todo apunta a que 2018 será el año de la compra-venta de casas de obra nueva. Según las últimas previsiones, por primera vez desde 2006, estas ganarán protagonismo dentro del mercado. Las cifras de 2017 ya marcaban esta tendencia. Entre los meses de enero y septiembre se vendieron un total de 31.920 viviendas nuevas, un 10,4% más que en 2016. Para 2018, los expertos del sector ya hablan de una subida de precios de venta de un 4,7%, como mínimo. Las ventas de casas pueden llegar a aumentar hasta un 18,3%, según las previsiones más arriesgadas. Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer.valor del mercado inmobiliario

Invirtiendo en el sector residencial

El inicio de 2018 ha venido marcado por un aumento en la venta de viviendas residenciales, tras haber experimentado tres meses de estabilidad a finales del año pasado. La tendencia en todo 2018 se espera que continúe siendo invertir en el sector residencial a través de la compra de productos inmobiliarios, que a día de hoy han arrebatado el lugar a las inversiones en oficinas, la anterior tendencia del mercado. Es muy importante destacar que el mes de enero cerró con un amplio aumento de la venta de suelo, por lo que se puede intuir lo que más destacará en el sector de la construcción este 2018.

En cuanto a lugares estratégicos para la recuperación de la inversión residencial, Cataluña y Madrid serán las piezas claves del mapa inmobiliario español, según apuntan los datos de CBRE. España ha sido elegida como la mejor región del sur de Europa para invertir, tanto este año como el próximo. Según el periódico económico The Financial Times, Cataluña cuenta con el potencial, los activos, el rendimiento, y la situación clave de conectividad necesarios para hacer negocios. Tras ella se encuentran, en este orden, Madrid, Lombardía (Italia), Estambul (Turquía) y Lisboa (Portugal).